Saltar al contenido

¿Como limpiar alfombras persas?

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE ALFOMBRAS PERSAS Y ORIENTALES

Una ALFOMBRA ORIENTAL es un artículo artesanal muy decorativo, que nos proporciona belleza, elegancia y confort.

Para que conserve la forma y la intensidad de sus colores con el paso de los años, ya que los materiales y los tintes que se utilizan en su manufactura son naturales, es importante tener en cuenta una serie de trucos y consejos:

  • ASPIRAR

El mejor aliado de una alfombra es el aspirador. Conviene aspirar con frecuencia o bien cepillarlas preferiblemente en la dirección del pelo, y de vez en cuando aspirarlas por ambos lados (cara y revés) para evitar que se acumule el polvo y que aparezcan polillas.

  • SACUDIR

No es aconsejable sacudir las alfombras, pues se deterioran tanto los laterales como los flecos.

  • ROTAR

Se recomienda rotar las alfombras dos o tres veces al año para que se pisen todas las zonas por igual. De no hacerlo así, siempre habrá unas partes más sucias y desgastadas que otras. Si la alfombra está bajo muebles pesados, con el tiempo puede que cambie la forma, o si el sol incide sobre su superficie, debe rotarla aproximadamente cada quince días para que la radiación solar impacte sobre toda la alfombra y no sólo sobre una parte de ella.

  • QUÍMICOS

No se debe utilizar amoniaco ni productos químicos que debiliten la brizna de la lana, ni tampoco son aconsejables las espumas secas que dejan restos. Si quiere emplear líquidos para la limpieza de la alfombra, observe el efecto que ellos producen al aplicarlos a una pequeña área de la alfombra, para asegurarse de que los colores no se vean afectados por el proceso y que no queden manchas. Lo mejor es lo más sencillo: agua y jabón.

  • LÍQUIDO

Si cae sobre la alfombra algún líquido es conveniente secarla con rapidez con un paño absorbente y agua tibia, y si fuera necesario avisar a un experto.

  • LAVADO

En principio, debe prestar atención a las instrucciones sobre el cuidado de la alfombra por parte del fabricante, normalmente se encuentran en la parte trasera de la alfombra. Conviene tratarlas y lavarlas periódicamente para que estén bien conservadas y su duración sea mayor. La frecuencia aconsejada para la limpieza dependerá del mayor o menor uso que se le dé a las alfombras. No espere a verlas muy sucias; se aconseja lavarlas cada dos o tres años.

En caso de dudas, pregunte siempre a un experto.

¿Como limpiar una alfombra persa de seda?

Configuración